Dom. Dic 4th, 2022
Asedio del Alcázar de Toledo

El asedio del Alcázar de Toledo

El 21 de Julio de 1936 un grupo de hombres y mujeres valientes. Entre los se encontraban un grupo de militares, un centenar de falangistas y algunos civiles y religiosos. Se encerraron en la fortaleza del Alcázar de Toledo. En un asedio que duraría hasta el 27 de septiembre de 1936. Cuando fueron liberados los resistentes del Alcázar de Toledo.

Historia de la resistencia del Alcázar de Toledo

El 21 de Julio de 1936 con el comienzo de la guerra algunos militares, junto a un centenar de falangistas, unos pocos civiles y algunos religiosos se encerraron en el Alcázar para resistir en el interior de su fortaleza.

El 23 de Julio de 1936, dos días después del encierro y la resistencia voluntaria, los milicianos del Frente Popular (PSOE, anarquistas, comunistas, y demás) empezaron a detener a personalidades de la derecha española y a los religiosos de la ciudad Imperial. Siendo muchos de ellos asesinados sobre la marcha.

Los militares, falangistas, civiles y religiosos que estaban dentro del Alcázar de Toledo guiados por el Coronel José Moscardó, recibieron la noticia con fecha a 22 de agosto de 1936 que los milicianos habían entrado en la cárcel y arrestado y detenido al hijo de Moscardó.

En este instante se desarrolló una conversación telefónica entre padre e hijo. Luis Moscardó “Papá, dicen que si no entregas el Alcázar y te rindes me fusilarán hoy mismo”, el Coronel Moscardó respondió, “Muere como un hombre y grita Viva España”. Luis Moscardó: “Así lo haré, papá”.

Al día siguiente fueron fusilados por el Frente Popular en la Puerta del Cambrón de Toledo 70 personas entre los que se encontraba Luis Moscardó siendo prácticamente un adolescente.

Durante dos meses el Alcázar de Toledo sufrió el asedio. Y los bombardeos del Frente Popular. Pero los resistentes se mantuvieron en pie al igual que el Alcázar y sus muros. Aunque destrozados, no cedieron en ningún momento en la contienda bélica.

La liberación del Alcázar de Toledo

El 27 de septiembre de 1936 la columna del bando nacional de Badajoz liberó a la ciudad del terror rojo formado por el Frente Popular.

Hoy muchos años después sus muros siguen más en pie que nunca.

¡El alcázar de Toledo jamás se rendirá!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *