Dom. Dic 4th, 2022
disturbios en la fiesta de la merced en Barcelona

Barcelona tiene un problema

Barcelona tiene un problema, si amigos tiene un gran problema, el problema que tiene Barcelona, así como, varias ciudades del territorio español, es un problema racial.

Si queridos lectores, lo decimos claro, el problema de Barcelona, que ha querido ser el crisol multirracial de España, es un problema racial.

En estas últimas semanas han coincidido dos eventos multitudinarios en la ciudad condal. Uno fue el partido de futbol, en el estadio del Real Club Deportivo Espanyol y el otro las fiestas de la Mercè, fiesta mayor de Barcelona.

Empezaremos por el evento deportivo, que enfrentaba a Marruecos contra Chile

Imaginamos, que muchos de ustedes habrán podido ver las imágenes, de cómo cientos de aficionados, se saltan los tonos de acceso, rompen una de las puertas y facilitan la entrada a cientos de jóvenes y no tan jóvenes, que no tienen mucha pinta de ser autóctonos nacionales.

Ante esta situación, los servicios de seguridad (seguridad privada, así como, la policía autonómica catalana), se quedaron con actitud pasiva al verse totalmente desbordados.

Pero, este no fue el único incidente de dicho evento, tras colarse, los incidentes fueron en aumento; dentro del estadio hubo peleas, lanzamiento de bengalas, incluso al finalizar el partido con victoria de Marruecos, una invasión del campo.

Fuera del estadio, tuvieron lugar varios enfrentamientos que, hizo necesaria la intervención de la BRIMO de los Mozos de Escuadra.

Los principales disturbios del evento fueron realizados por jóvenes magrebís

También, hay que decir, que, o la seguridad se vio desbordada, tanto dentro como fuera del estadio, o no es normal; no hubo ningún detenido, cosa rara, nosotros nos preguntamos ¿impasividad?

Los problemas en la fiesta de la Mercè

Bueno, no se quedó ahí la cosa, este fin de semana en las fiestas de la Mercè, fiestas que se esperaban tranquilas (cosa que los vecinos, en declaraciones, comenta que es lo de todos los años).

Este año tras los conciertos, un grupo de jóvenes (si se les escucha o ve no parecen ser muy catalanes), se enfrentó a la policía, quemando mobiliario urbano, coches, motocicletas, etc. Hubo lanzamiento de objetos de toda índole a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

No solo sucedió esto, muchos de ustedes, habrán visto en las televisiones, el asalto y saqueo de una charcutería. A la cual la saquearon las botellas de vino, jamones, salchichones y la caja registradora.

La cosa siguió con la aparición de un joven apuñalado en la boca del metro, el cual, falleció mas tarde. Pero la directiva del ayuntamiento, rápidamente desvinculo este hecho con las fiestas y los disturbios acaecidos.

El problema se extiende por toda España

Sabemos, que estos índices de inseguridad, no solo se dan en Barcelona. A lo largo de toda la geografía española, coincide el aumento de la población extranjera con el aumento de la delincuencia.

No solo es problema de Barcelona. El Problema es a nivel nacional. Pero Barcelona, se lleva la palma, ya que la alcaldesa tiene atados de pies y manos a los policías, dejando delinquir a sus anchas a estos que los llaman sus niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *