Jue. Feb 9th, 2023
Noche de amor anuncio sobre la natalidad

El marketing de los anuncios comerciales

Tras un breve parón por las fechas de la Natividad del Señor, volvemos a escribir en nuestra humilde página, no sin antes desear a todos nuestros lectores y simpatizantes un feliz y próspero año nuevo.

Aprovechando las fechas, queremos hablarles de la campaña publicitaria de cierta marca de ropa, la cual no vamos a nombrar por no hacer publicidad de ella.

Algunos diréis “Si solo con el artículo ya haces publicidad”; intentaremos que no sea así. Solo nos queremos centrar en el mensaje de su anuncio publicitario. El marketing de los anuncios comerciales.

Escribimos sobre esto, ya que en los tiempos que corren, invadidos por esta modernidad enfermiza, es raro que una marca reconocida de ropa, se lance al fango de esta manera.

Analizando otros anuncios de otras marcas de ropa, colonias o cualquier anuncio con nicho de mercado en gente con edades entre los 18 a los 50 años, podemos ver la multiculturalidad o a personas de colectivo LGTBIJKU+.

Pues bien, aquí todo lo contrario, entremos en materia y analicemos el anuncio.

El anuncio comienza con una casa de campo adornada con luces de navidad, en la cual se puede ver a una pareja terminando de adornar el típico árbol de navidad, encendiendo un fuego en una chimenea para calentarse.

Seguidamente hay un cruce de miradas entre la mujer y el hombre, tras el cual el plano cambia y se ven dos bolas de navidad chocando.

Analicemos este fragmento primero, podemos ver a una pareja blanca heterosexual celebrando la Navidad, seguimos con una chimenea generando huella de carbono por la combustión de madera y continuamos con el choque de las bolas de Navidad, lo cual deja entre ver que hay tensión sexual entre el hombre y la mujer.

Pero bueno, no nos quedemos solo aquí, que aún queda mucho anuncio que comentar.

El anuncio continuo con una pareja joven, en la cocina terminando de preparar la cena, los dos cruzan una mirada de complicidad, vuelve a cambiar el plano y vemos a otra pareja que se dirige al coche cargada de bolsas, por supuesto estas bolsas llevan la marca y el logotipo de la marca del anuncio en cuestión, la cual reiteramos no nombraremos.

Al entrar al coche, encienden la radio y vuelve a verse ese cruce de miradas que denota una complicidad.

El marketing de los anuncios comerciales: Volvamos a pararnos, y analicemos este nuevo fragmento

Las parejas siguen siendo parejas blancas, heterosexuales y felices; el coche al que se dirigen los jóvenes con las bolsas, es un coche bastante antiguo, de los que dejan una gran huella de carbono, nada de coche eléctrico, hibrido enchufable, etc.

Sigamos describiendo el anuncio, La primera pareja se ve frente a la chimenea, ella hace gesto como de anudarle la corbata al hombre, cambiamos de plano a los jóvenes que están en la cocina, se puede ver al chico juntarse a la chica por la espalda, esta le vuelve a mirar y juntan las cabezas.

Hasta aquí el anuncio sigue sin mostrar a nadie racializado, ni perteneciente a ningún colectivo que la nomenclatura sea un cumulo de letras; todas parejas heterosexuales blancas y con cuerpos normativos.

El anuncio continúa encendiendo un fosforo, seguidamente cambia de plano y se ve a la pareja en el coche, la chica se quita el cinturón, y se abalanza sobre el chico y comienzan a besarse con pasión.

Vuelve a cambiar el plano y se ve a la pareja de la casa besándose, la chica empuja con pasión al hombre encima del sofá ella se echa sobre el y comienza a desabotonar la camisa del hombre; hay otro cambio de plano en el cual vemos a la pareja que preparaba la cena abrazados, el chico eleva a la chica y la sienta encima de la encimera de la cocina.

Cambia la escena, y se ve como alguien llama al timbre, para seguidamente volver con la pareja de la casa; en este momento se ve como la mujer rasga la camisa del hombre.

Paremos y continuemos con el análisis

En este fragmento lo más llamativo, para nosotros es la forma del timbre que vemos, parece un pecho de mujer completamente definido.

Volvamos de nuevo al anuncio, que continúa rasgando el envoltorio de un paquete, para seguidamente mostrar el coche y seguir mostrándonos a las demás parejas desvistiéndose, para ver de nuevo como se quita el lazo de un paquete.

Como podemos ver, hace una relación al desnudar a la pareja como si fuera abrir un regalo.

La campaña publicitaria continua, mostrándonos a las parejas, en actitudes muy cariñosas, intercalando la imaginen del árbol de navidad, en el cual las luces suben de intensidad y saltan chispas.

Seguido de imágenes de las parejas besándose, desnudándose y acariciándose; vuelve a cambiar el plano y se ve el coche con la luna trasera empañada, moviéndose de lado a lado.

Se ve una televisión en la cual la imagen es una chica cantando en un coro con señal de entonar una nota aguda, seguido de varias imágenes de las diferentes parejas besándose, continuando con el timbre, al cual llaman insistentemente.

Pueden apreciarse en este momento del anuncio como los han querido hacer guiños sexuales con estas imagines y con las que continúan.

Las imágenes siguen, con el coche en el cual se ven los limpiaparabrisas activados y echado agua, continuamos viendo un pavo dentro del horno, el cual está dorado y jugoso; seguidamente vemos como una mano resbala por la ventanilla del coche, para continuar mostrándonos el árbol echando chispas con un movimiento de vaivén, el cual hace que caiga la estrella que culmina el árbol.

Podemos continuar viendo como un estick de billar golpea una bola para dirigirla al agujero, una botella de champan descorchándose y una estrella fugaz.

Todo con connotaciones muy sexuales

Finalizando al paso de la estrella fugaz con la frase “Este año la natalidad ha caído a su mínimo histórico. EL MUNDO NECESITA MAS REBELDES”. Volviendo a cambiar el plano y con el sonido de fondo de los latidos de un corazón, muestran una ecografía en la que se ve un niño.

Esta campaña, en navidades, como está la sociedad, mostrando a parejas heterosexuales blancas normativas y dando este gran mensaje pro natalidad, merece todos nuestros respetos.

En un mundo en el que es fomentado el aborto, las parejas interraciales, las relaciones homosexuales, la apología de la insalubridad o de la masculinidad mostrada como asesina y opresora de la mujer; este anuncio si merece la pena. El marketing en los anuncios comerciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *