Mié. May 22nd, 2024
Vencer o Morir los héroes asesinados de la Vendée

VENCER O MORIR

Vencer o Morir, es el título de la película que fue estrenada el pasado viernes ocho de septiembre en el parque Puy do Fou España, ubicado en Toledo.

La película, producida por Puy do Fou filsm, nos habla de “la historia real, trágica y grandiosa del destino de un héroe convertido en líder de guerra” durante la Revolución Francesa, “un bandolero que en 1793 inventó la guerrilla moderna al servicio de una causa a contracorriente de su época”.

Un héroe convertido en líder de guerra

La dirección de la película corre a cargo de Vincent Mottez y Paul Mignot, mostrándonos un joven protagonista retirado de la Marina Real, y que, tras regresar a su casa, le llaman a tomar las armas y a ponerse al frente de un ejército formado por campesinos, desertores, ancianos y niños.

La película se ubica en la región francesa de la Vendée, donde entre 1793 y 1796 estallo una rebelión que se convertiría en guerra civil, a dicha rebelión se la conoce como la Guerra de la Vendée.

La Guerra de la Vendée

Esta guerra fratricida enfrento a los partidarios de la Revolución contra los contrarrevolucionarios, entre los que se encuentra el personaje principal de la película, François-Athanase Charette. Interpretado por Hugo Becker, Charette fue conocido como el “Rey de la Vendée”.

La Guerra de la Vendée, había sido olvidada y ocultada. Un conflicto que muchos historiadores califican de ser el «primer genocidio de la Historia Moderna», pues en él murieron alrededor de 200.000 personas por permanecer fieles a su fe y al Rey.

Vamos a ponernos en contexto sobre la situación religiosa de la época en Francia

Desde hace tiempo Francia dejó de reconocerse a sí misma como la «hija primogénita de la Iglesia», hasta el punto de que en 1790 la Asamblea Constituyente aprobó una Constitución Civil para clérigos, transformando a los sacerdotes católicos parroquiales en «funcionarios públicos eclesiásticos» desvinculándolos de Roma y el Papa.

Inmediatamente casi todos los obispos diocesanos, así como la mayor parte del clero urbano, se negó a pronunciar el juramento de lealtad a la Revolución.

A partir de 1791 creció el odio a todo aquel que se opusiese a jurar la nueva constitución, provocando la persecución y muerte de muchos. La situación empeoro cuando, tras suprimir las congregaciones seculares, en 1792 un nuevo decreto establecía la deportación de cualquier sacerdote refractario.

Estas medidas causaron la salida de más de 40 mil exiliados de condición religiosa pues la Revolución dejó tras de sí una parte del país que ni entendía ni quería estos cambios.

En 1793, la región de la Vendée, fue escenario del alzamiento de todo un pueblo contra la Revolución. Los detonantes fueron, en primer lugar, la ejecución del Rey Luis XVI que significó la ruptura total entre el Antiguo Régimen, con el que estaban de acuerdo los campesinos de La Vendée.

El holocausto contra los católicos de la Vendée de la Revolución Francesa

La República, puso en marcha un proceso, para acabar con todos los valores tradicionales. Que se habían ido asentando en el país desde hace siglos. Y que habían conformado la sociedad francesa.

Y, en segundo lugar, el reclutamiento de 300.000 hombres para apoyar a los ejércitos franceses en guerra contra las monarquías extranjeras que querían sofocar la sublevación francesa.

La reacción de los vendeanos fue la negación total de luchar y defender una «república sin Dios y regicida».

Cuando el Comité de Salvación Pública de la Convención revolucionaria se enteró de la insurrección ordenó «arrasar la Vendée». Orden que conllevaría el asesinato de miles de mujeres y niños.

Los contrarrevolucionarios de La Vendée consiguieron reunir 8.000 hombres, aunque mal equipados y poco entrenados. Mientras que los revolucionarios consiguieron movilizar alrededor de 80.000 soldados que saquearon y quemaron todo a su paso. Se trató de un exterminio organizado con el objetivo de despoblar la región.

Decenas de miles de católicos franceses de la Vendée fueron asesinados

Pronto se organizarían las llamadas «columnas infernales» bajo el mando del general Louis Maríe Turreau. Quien presentó su plan de exterminio: «Mi intención es prender fuego a todo y conservar sólo los puntos necesarios para establecer nuestros acantonamientos adecuados para el aniquilamiento de los rebeldes». Más adelante ordenaría el asesinato de cualquier refractario, fuese mujer o niño «todos tenían que ser pasados a espada».

La represión duraría tres años cobrándose la vida de más de más de 200.000 personas. Por lo que muchos historiadores consideran la matanza de La Vendée el primer genocidio moderno de la Historia.

En este enfrentamiento, hubo dos bandos totalmente identificados. Uno era el bando de los franceses tradicionalistas y católicos y otro era un bando anticlerical y violento. Que solo quería romper con los valores tradicionales de la sociedad francesa.

Vencer o Morir, llegara a los cines el próximo viernes quince de septiembre y al parecer, podría ser la “Braveheart” francesa.

VENCER O MORIR

Desde Haz Hispania animamos a ir a los cines. Y apoyar este tipo de películas. Las cuales narran hechos poco conocidos o que han querido ser olvidados de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *