Mié. Oct 5th, 2022
Rafael Nadal y Novak Djokovic

Es mejor perder con honor que ganar con vergüenza

Recordando aquellas palabras eternas, que aquel militar auténtico decía; “Por encima de la disciplina está el honor”, nos viene a la mente, en los últimos días, la imagen de Novak Djokovic.

En un mundo donde todo parece perdido, el honor siempre vence. Son muchas las personas en las principales redes sociales las que han indicado que el verdadero ganador del torneo es Novak Djokovic, por renunciar a ser el número uno del mundo, por la defensa de sus principios fundamentales, y no ponerse de rodillas frente a las élites mundiales.

Rafael Nadal se convertiría en un verdadero campeón, si se hubiera presentado junto a Novak, en una rueda de prensa para señalar que si Djokovic no jugaba, él tampoco. Pero claro, eso se llama honor, y eso ya son asuntos mayores de los hombres auténticos, ni que hablar de la lealtad o la fidelidad. El dinero, para los pensamientos de algunos, puede con todo eso.

Alguien se imagina que le prohíben jugar la Champions League al Real Madrid, Bayern de Múnich, PSG, Liverpool, Manchester City… Y la gana un equipo pequeño, que no hubiera ganado si hubieran jugado los grandes. Pues eso, Rafael Nadal siempre tendrá en su mente, que el número uno, no pudo ganar, porque le prohibieron jugar el torneo. En la vida es mejor perder con honor, que ganar con vergüenza.

Rafael Nadal es el campeón y además es español, desde este noticiero de Haz Hispania le damos la enhorabuena, pero todos sabemos quien es el auténtico campeón, aquel que renunció a ser el número uno del mundo, por defender sus principios, el honor y la lealtad a unos ideales de justicia social para todos los hombres de buena voluntad, y responde al nombre de Novak Djokovic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.