Jue. Jun 20th, 2024
Entrevista a Javier Marenas

Entrevista a Javi Marenas

¿Quién es Javier Marenas?

Queda raro hablar en tercera persona. Soy un español, católico y antisistema. Estudio Historia del Arte y me dedico al diseño gráfico y artes plásticas y digitales.

Entrevista a Javier Marenas ¿Qué entiendes por arte?

En pocas palabras: una categoría creada por el hombre para denominar a cosas y darles un valor extra.

Desarrollo brevemente. El debate sobre el arte es en gran parte un debate de aceptación de discursos por una mayoría o una minoría poblacional que es la que puede decidir por su estatus (críticos, marchantes, galeristas, doctores, periodistas, etc) qué se incluye en esa categoría. Actualmente en la categoría de «arte» se puede incluir cualquier cosa, desde objetos materiales (pinturas, esculturas, objetos sin más, etc) a sonidos (música), ceros y unos (los NFT de moda), o acciones (performances).

Eso es lo que entiendo actualmente por «arte», pues considero que es cómo se categoriza en la práctica. Distinto es lo que yo considero actualmente que es el arte, que esbozaré del siguiente modo.

El arte es el testigo material de una civilización, pueblo o cultura, producto y reflejo de sus poderes, preocupaciones e inquietudes, entre otros factores. Es el legado del pueblo que lo ha engendrado, que sobrevive a su autor humano y a la sociedad en la que este vivió. Y de entre toda la producción que llamaríamos «artística», sólo unas piezas son las conocidas siglos después, por cualquier motivo, por gran parte de la sociedad heredera de aquel pueblo.

El arte es algo muy serio, y debe ser por lo expuesto una de las preocupaciones principales de los poderes y hombres en general de cada época.

¿Cómo te definirías artísticamente hablando?

Decía Ortega y Gasset –y estoy de acuerdo en esto-, que los artistas jóvenes «no tienen arte; sólo son un intento hacia él» porque con 25 años poco más se puede hacer que imitar lo ya hecho, y eso es para él lo más antiartístico que hay.

Así que de momento estoy formándome, pero en términos generales, actualmente en pintura apunto hacia el barroco-neoclasicismo.

Entrevista a Javier Marenas ¿Cuándo empezaste a interesarte por el arte?

Por el arte recientemente, por el dibujo desde que pude agarrar un lápiz.

Digo recientemente porque hasta que uno no comienza a plantearse qué es el arte y qué hay detrás de las obras artísticas, no tiene interés por el arte, del mismo modo que uno no tiene interés por las aves hasta que no comienza a estudiarlas, aunque anteriormente las haya fotografiado.

Dibujar no es «hacer arte». Quiero hacer la distinción inicial porque creo que se tiende a confundir ambas cosas.

¿Y cuándo por el Arte Patriótico?

Desde que tuve constancia del concepto de España, y por tanto decidí ponerme al servicio de la Patria de ese modo. Decía Ortega que lo más glorioso que puede hacer por su raza un artista hispano, es ponerla en contacto consigo misma, sacudirla y herirla hasta despertar totalmente su sensibilidad.

En estos tiempos que corren, ¿Consideras el arte una herramienta? ¿Qué tipo de herramienta?

Gecé observaba que el arte siempre ha estado al servicio de algo, y que lo que ha variado ha sido ese «algo». SIEMPRE ha sido un elemento de propaganda, posiblemente desde las pinturas rupestres, y ahora, con la civilización y las posibilidades técnicas, nos podemos hacer una idea.

Hoy todos los movimientos políticos o culturales emplean el arte como propaganda, pero haré una observación. Ellos no tienen arte. Ellos no hacen arte. No pueden hacer arte. El arte es algo muy serio que no consiste en hacer un mal dibujo reivindicativo de algún acontecimiento de moda o de mover el culo con letras sexualizadas, rebajándose a simples hedonismos. Por eso ellos no podrán jamás hacer arte, porque sus principios, simplemente, no existen, porque no tienen nada bello, bueno o verdadero que aportar a la sociedad, y por tanto todas sus obras están completamente vacías. En ellas no puede haber arte. Sin duda puede haber diseño, ilustración, dibujo o técnica, pero no arte.

Entrevista a Javier Marenas ¿Consideras que este tipo de arte que practicas, está perseguido o censurado hoy en día?

Sí, claro. Cada vez más. Y lejos de ser una desventaja, bien jugado puede ser muy beneficioso, porque al igual que el hambre agudiza el ingenio, la censura también lo hace, y si no puedes ser totalmente explícito con algo, utilizas metáforas, lectura entre líneas, lo dejas caer… hay muchas formas, y ello facilita el llegar a un mayor público, por lo que la censura puede jugar en nuestro favor.

¿Te consideras libre a la hora de plasmar tu arte?

Sí, absolutamente.

¿Cómo te defines Políticamente hablando?

A día de hoy, 2022, «hacista», según Gecé lo definió en Notas marruecas de un soldado hace justo un siglo:

«Tenemos que intervenir juntos otra vez en algo común, ¡por lo menos en esa ansia de descargar sobre alguien las fatigas, las arbitrariedades sufridas, el tiempo perdido estérilmente!

¡Unámonos en haz! En algo, compañeros vascos, catalanes, gallegos, asturianos, andaluces y nosotros castellanos, todos estos que hemos respondido aún al nombre de españoles y nos hemos mirado como hermanos todavía. Si nos entregamos otra vez a la fatalidad perdiendo la esperanza en una nueva empresa común y nacional, particularizándonos en nuestras regiones, es posible, seguro, que esa fatalidad nos ponga mañana unos frente a otros mirándonos hostilmente. Sin que España, no esa matrona de leones, sino esta viejecita de luto, pobre y angustiosa que es España, sea ya capaz de reunirnos al conjunto de su nombre respetable».

Se me dirá que eso no es una ideología. No lo es, es una llamada a la acción, un banderín de enganche. Eso en estos tiempos vuelve a ser lo fundamental, el resto ya se irá viendo, e iré, supongo, escribiendo mi República al modo platónico con el aprendizaje de los años.

Javier, háblanos sobre los siguientes personajes: Juan Carlos I, Francisco Franco, Felipe VI, Pedro Sánchez, José Antonio Primo de Rivera, Santiago Abascal, Blas de Lezo, Cristóbal Colon, Isabel I de Castilla, Felipe II, Rodrigo Díaz de Vivar, Léon Degrelle.

Españoles de todo pelaje. No he de responder al modo de «Retratos españoles» de Gecé. Me limitaré a observar que de entre esos tenemos a nuestra gran Reina madre (cuyo retrato ha de encontrarse en el hogar de todo español de bien), y a otros grandes hombres de nuestra España.

A los otros… a esos la historia les juzgará como lo que son. Y nosotros también.

Entrevista a Javier Marenas, Vemos que formas parte del equipo «Primavera» el fanzine, ¿Nos podrías hablar sobre el tema?

Primavera es fanzine de toda la vida, pero algo más serio y más cuidado estéticamente, disponible sólo en formato físico y a bajo precio, que apuesta por la maquetación y el diseño individual de cada página. La aceptación ha sido muy buena y vamos ya por el séptimo número.

El formato es A5 y tiene 36 páginas, y lo venimos vendiendo a 5€, un precio asequible que cubre gastos y deja algo de margen para siguientes números. Además, el contenido no tiene desperdicio, pues por sus páginas han pasado –y siguen pasando- variedad de autores muy conocidos en distintos ámbitos y materias.

Y por si fuese poco, en cada número entrevistamos a un artista que creemos aporta mucho a nuestra posición disidente.

¿Qué quiere Javier conseguir con «Primavera» el fanzine?

Poner sobre la mesa un referente de publicación «tradicional» que sirva como precedente e inspiración para que todo aquel que quiera realizar alguna publicación impresa tenga algo con lo que empezar a trabajar, y también y no menos importante, que tenga una publicación cultural más o menos profesional y que no siga las corrientes y modas hegemónicas.

Entrevista a Javier Marenas. Hablando del panorama patriótico español, ¿Qué opinión tienes?

Se vienen cositas.

Estamos en una nueva generación de partidos, asociaciones y proyectos. Las anteriores han fracasado en gran parte, pero han mantenido la antorcha encendida, lo cual no es poco.

Además, desde hace unos pocos años están naciendo proyectos muy potentes en redes sociales y en YouTube, muchos de los cuales van encaminados a tener cierta relevancia en cambiar el rumbo de la ventana de Overton esa de la que tanto hablan. Se está en ello. Estamos en ello.

Tengo más confianza en estos proyectos que menciono, porque tienen más alcance a nivel de difusión que cualquier partido político actual (realmente disidente), y van generando corrientes de opinión que con el tiempo podrán ser encauzadas en proyectos políticos.

Pero si antes no hay una batalla cultural, no habrá una batalla política.

¿Crees que hay desunión, dentro de los partidos y asociaciones patriotas? ¿Por qué?

Porque no puede ser de otro modo. Necesariamente ha de existir división previa, grupos separados e independientes, incluso que intenten «robarse» militantes, para que uno de ellos consiga imponerse y absorber a los demás grupos, y encabezar así el movimiento. Eso ha sido así en toda la historia de la humanidad en cualquier parte del mundo, y así seguirá siendo. No es algo malo, es completamente humano y natural, tampoco es una desventaja, es algo que ha de ser así porque no queda otra, y en esta situación, en la lucha por la supervivencia, es donde puede nacer el grupo que consiga vencer tras generaciones de proyectos «fracasados».

No obstante, y volviendo a Gecé, lo importante no son los partidos o asociaciones, lo verdaderamente importante son los caudillos y los poetas. Escribía Gecé que el poeta es el macho que fecundiza al político hembra con sus ideas y cantares. Esto es en buena parte cierto. Son los grandes hombres los que encabezan los movimientos y arrastran con ellos a camaradas, compañeros y masas. Si conseguimos que de entre nuestras filas nazca lo que hoy se viene a llamar «influencer» y que Edward Bernays vino a llamar «líder de grupo», gran parte del trabajo está hecho. Necesitamos al Viriato que mueva a los pastores, al César que levante a las legiones, al Blas Piñar que encienda el auditorio. Muchos días me pregunto si habrá nacido ya el hombre que libere a nuestro pueblo.

¿Con qué partido político español te sientes más identificado?

A día de hoy milito en Hacer Nación. Considero que es la opción más seria, viable y comprometida dentro del área, seguramente con mayor cantidad de afiliados y de militantes realmente activos.

Personaje histórico español. ¿Por qué?

Bueno es tener hombres ilustres como referencia. En verdad tengo bastantes, y cada vez más a medida que los conozco. Pero no sabría elegir uno, la verdad. Pregúntenme en unos años.

Personaje histórico no español. ¿Por qué?

Ahí ya el abanico se abre porque tiene uno más difícil conocer a todos los hombres de todas las naciones y sólo tiene acceso por lo general a los más destacables. Desde Octavio Augusto, que era un chaval cuando llegó a Roma y terminó consiguiendo hacerse con todo el Imperio, a Leone Leoni, que estando cerca de morir en galeras terminó trabajando para el Cesar Carlos en lo que posiblemente sea uno de los volantazos más increíbles que ha podido tener un gran artista.

Tengo proyecto de ir decorando mi estudio (y futura casa) con retratos al óleo de estos grandes hombres, de momento, y ligando esta respuesta con la anterior pregunta, tengo pintados a Isaac Peral, Blas de Lezo, María Pita, Miguel de Unamuno, y algunas láminas de Degrelle y Ramiro.

Insisto en esto de tener retratos de nuestros referentes que nos miren en nuestra cotidianidad. Hemos de ser dignos de ellos.

Entrevista a Javier Marenas ¿En qué redes sociales o canales podemos seguirte?

Twitter, Instagram, Facebook, Telegram y YouTube, principalmente. También tengo cuenta en TikTok y no sé qué más. Hay que estar en todos sitios.

Avánzanos algo, ¿Proyectos futuros?

Estoy trabajando en una pintura para la iglesia mayor de mi pueblo de un San Nicolás, que será mi mayor óleo hasta la fecha, con unas predelas sobre la vida y obra del santo porque, y esto es muy grave, en pleno siglo XXI aún hay que instruir desde cero a los fieles en el conocimiento iconográfico de los santos y santas (valga incluir aquí sí el femenino), y en este aspecto la pintura aún es la «Biblia de los analfabetos» y modelo de conducta para los fieles. Y además tiene que funcionar como «cartel publicitario» o propagandístico contemporáneo para conseguir que sea efectivo. Veremos que sale de ahí.

También estoy trabajando en distintos escritos sobre arte y estética, para poner sobre la mesa las bases estéticas sobre las que levantar el arte y la estética disidentes de las décadas que están por venir.

Tengo también un proyecto relativamente ambicioso que realizaré en unos años, que requerirá la colaboración de bastante gente, y que está inspirado en las tablillas sumerias. Conforme vaya desarrollándolo hablaré más sobre él.

Exprésate con libertad (líneas libres)

En todas las entrevistas agradezco el que se dedique un espacio no a mí, sino al ámbito artístico del que yo participo, pues es algo que hace unos años se tenía completamente abandonado, y que en el tiempo que llevo en esto veo que cada vez adquiere mayor importancia.

Que se vaya al Prado. Se vaya a los museos en general. Que se admiren monumentos y estatuas. Que se estudie a los grandes artistas. Se lean libros sobre arte y estética. Y que quien tenga esa habilidad, que pinte, dibuje, caligrafíe, que esculpa o componga música.

Tan obligación de un patriota y disidente, pienso, es participar de la política como formarse en ella, gustar del arte, tener una vida recta y matarse en el gimnasio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *