Dom. Dic 4th, 2022
Parlamento Europeo

El sistema es el problema cambiemos el sistema

Durante los próximos meses tendremos una de las mayores crisis económicas de la historia del mundo capitalista. Una crisis que está siendo provocada por los de siempre, por los que dominan el mundo desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Nos esperan tiempos difíciles. Principalmente en este próximo invierno. Plan perfectamente diseñado por lo dirigentes europeos de la Agenda2030, por esos señores del pin de colores.

Un invierno duro para todos

Las últimas noticias están destinadas a lo que han denominado falta de suministros. Nosotros nos preguntamos ¿Dónde escoden esos suministros que tanto dicen no tener?

Ellos, los mensajeros del odio, van dejando sin suministros a la población europea y es que ya sabemos muchos “No tendrás nada y serás feliz”.

Este invierno pasaremos frío. Un frío programado por aquellos que quieren eliminar el hogar familiar tradicional. Ese frío que van dejando a su paso todos los políticos del sistema de los diferentes colores políticos. Los mismos colores que llevan en la solapa de sus chaquetas en forma de pin multicolor.

No importa el color político

Naranja, rojo, verde, azul, morado, no importa con que color se identifiquen. Al final llevan los mismos colores de chaqueteros en sus chaquetas que han sido pagadas con los impuestos del pueblo español, y europeo, de los trabajadores y autónomos de las naciones de Europa.

El color es lo de menos. Aquí solo importa el sistema. Un sistema político diseñado para el control poblacional, bien con la natalidad como con la utilización del dinero de los impuestos que roban de forma directa o indirecta del bolsillo de los más humildes.

El problema actual de las naciones europeas y de España, no es el color, el problema es el sistema.

Pueden cambiar los colores políticos pero el sistema es el problema

Por mucho que existan elecciones, supuestamente democráticas, nada cambiará. Solo habrá un cambio real y auténtico con el cambio de sistema y no de gobierno.

Cambiando el sistema se acaba con el problema. No se puede apoyar a los de siempre y esperar que pasen cosas diferentes. Hay que cambiar el sistema para que cambien, para bien, nuestras ilusiones y sueños.

El sistema es el problema cambiemos el sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *